3460 14th St NW, Washington, D.C., 20010, United States
Señor Ministro de Agricultura: El proteccionismo nos empobrece a todos!

Estimado señor Ministro:

He leído, el día de hoy con sorpresa, en un medio escrito, que su posición es proteger el agro nacional. Entendámonos bien, proteger el sector agropecuario nacional debe ser un deber de todos y en especial suyo, pero lo que la noticia deja entrever es que usted va a aplicar “proteccionismo” que es muy diferente y, a mi criterio, perjudicial para el país.

Una cosa es proteger al sector agropecuario procurando hacerlo más eficiente, ofreciendo ayuda técnica a los productores, colaborando en la apertura de mercados, flexibilizando los créditos dirigidos al sector y en general utilizando medidas que vuelvan la producción nacional más competitiva; y otra cosa muy diferente es que desde el Ministerio de Agricultura se establezca expresamente un corte de políticas proteccionistas.

Mejorar la competitividad del sector agropecuario costarricense genera riqueza pero en cambio, lo que usted desea impulsar, señor Ministro, las medidas proteccionistas, nos empobrecen a todos, inclusive, en el largo plazo, a ustedes mismos, los productores.

Para empezar, lo que usted pretende hace que, sean ustedes, los productores agropecuarios, un pequeño grupo, los únicos que generen riqueza, pero solo en el corto plazo. Aún más grave, lo que usted pretende, perjudica más a las personas más pobres y vulnerables del país y los empobrece más.

Cuando un país establece medias proteccionistas, pretende beneficiar a un grupo de productores nacionales para que éstos puedan vender sus productos con beneficios cuasi-monopólicos en el mercado interno y esto tiene varias desventajas, basadas todas, en la ineficiencia del sector.

Primero que todo, cuando el país pretende proteger su producción nacional frente a los posibles precios más baratos de las importaciones extranjeras, limitando importaciones, le coarta la ventaja al pueblo de comprar mejores productos a mejores precios, es decir que las personas, el país en general, deberá pagar más para beneficiar a un grupo de productores agropecuarios que no son eficientes en precio y/o calidad.

El proteccionismo restringe la posibilidad que las personas puedan escoger qué producto comprar y condena a los más vulnerables a tener que utilizar una mayor proporción de su salario para costear las ineficiencias de unos pocos productores, además, como disminuye, en general, la capacidad de gasto termina afectando toda la economía y, al final de cuentas, destruyendo empleos.

El proteccionismo restringe la posibilidad que las personas puedan escoger qué producto comprar y condena a los más vulnerables a tener que utilizar una mayor proporción de su salario para costear las ineficiencias de unos pocos productores, además, como disminuye, en general, la capacidad de gasto termina afectando toda la economía y, al final de cuentas, destruyendo empleos.

Quisiera recordarle, señor Ministro, que usted está al frente de su cartera no para proteger a productores ineficientes, si no, para que el pueblo tenga acceso a productos agropecuarios de mejor calidad y precio y para contribuir al bienestar de todos, no para crear un feudo que únicamente beneficie a un pequeño grupo.

No me mal interprete, no sugiero que todos los productores agropecuarios sean ineficientes, pero le apuesto que los que son eficientes, los que producen a mejor precio para competir en mercados internacionales, los que quieren más apertura comercial para tener más mercados en donde vender sus productos, esos no están solicitando ningún tipo de protección de su parte.

Únicamente serán los productores poco eficientes, que mantienen costos excesivamente altos para el mercado internacional, que producen con técnicas inadecuadas, o que simplemente producen productos que no son aptos para sus tierras de cultivo, los que solicitan protección y que, de acuerdo a lo que usted cree, todos los costarricenses debemos solidarizar esas ineficiencias para que todos paguemos el precio de esos pocos productores que no han querido repensar su producción porque existe un gobierno que los protege y le envía un mensaje claro: ¡Mantengan la ineficiencia que el pueblo pobre paga!

Respetuosamente, le sugiero, señor Ministro, repensar esas políticas y enfilar sus baterías y las del Ministerio que usted lidera, a abrir más mercados, a liberar más el comercio y a generar más riqueza para todos. Eso sí, a aquellos que hoy le solicitan proteccionismo, no los desampare, pero en lugar de proteger su ineficiencia a cambio del bienestar general, utilice los recursos de su cartera para ejecutar acciones que le permitan a estos productores ser eficientes en precio y calidad, con ayuda técnica, acceso a nuevas tecnologías, créditos y mercados, mejores condiciones para producir y en último caso, reconversiones productivas de los productores en situación más complicada.

Que sean la infraestructura y los recursos dados a usted en administración, por parte de todos, una herramienta para hacer eficientes y competitivos a nivel internacional a los productos y productores costarricenses que aún no lo son y no, que sirvan éstos cuatro años, para mantener y perpetuar ineficiencias y para enriquecer a unos pocos a costa del pueblo. ¡Que no sea que, al final de cuentas, los ciudadanos tengan que terminar solicitando protección contra las políticas que desde su ministerio puedan surgir!

Comentarios de Facebook

Port Relacionados

Leave a comment